Noticias

...
23 de abril de 2021

 

Tres décadas después de que la legendaria intérprete de "Sister Act",

Whoopi Goldberg se convirtiera en la ganadora del Oscar a Mejor Actriz

de Reparto por su actuación como la supuesta médium Oda Mae Brown en

"Ghost (más allá del amor) / Ghost: La sombra del amor / Ghost", en

1991, la estrella ha hecho un balance de su carrera, de su triunfo y de

la película que le permitió obtenerlo, y ha contado sus futuros

proyectos, en una entrevista para Variety.

 

La victoria de Goldberg supuso un hito histórico, convirtiéndose en la

segunda mujer negra en recibir un Oscar en 50 años, después de que

Hattie McDaniel fuera la primera en hacerlo en 1940 por su papel como

actriz de reparto en "Lo que el viento se llevó / Gone with the Wind". 

Pero, aunque la neoyorquina ya había obtenido una nominación a la mejor

actriz en 1986 por su debut en la pantalla grande en "El color púrpura /

The Colour Purple", y ya había ganado el Globo e Oro y el BAFTA con

"Ghost", no pensaba que ganaría también el Oscar: "Solo pensé, 'Tienes

que entrar en esto sin ninguna expectativa, y pase lo que pase, pasa'".

 

Según Goldberg, casi todas las mujeres negras en Hollywood (incluidas

Tina Turner y Patti LaBelle) fueron consideradas para el papel, pero

Patrick Swayze luchó para que ella lo consiguiera. El actor y el

director Jerry Zucker volaron a Alabama, donde la artista estaba

filmando "El largo camino a casa / El camino a la libertad / The Long

Walk Home" para hacer una prueba de guion juntos. Goldberg y Swayze

tuvieron una química inmediata, y Zucker también estaba encantado con

ella. "Al final, la capacidad de Whoopi para ser histéricamente

divertida sin dejar nunca a su personaje es lo que hizo que la película

funcionara", ha afirmado el director a Variety. Pero ni Zucker ni

Goldberg podrían haber predicho el fenómeno en el que se convertiría

"Ghost". El romance de fantasía resultó ser todo un éxito en taquilla,

recaudando más de 500 millones de dólares en todo el mundo. "No creo que

ninguno de nosotros pensara que tendría este tipo de impacto", ha

contado la actriz.

 

A raíz del Oscar, la actriz comenzó a protagonizar películas de más alto

perfil, como la franquicia "Sister Act", "Corina, Corina / Corrina,

Corrina" y "El rey león / The Lion King", en lugar de las comedias de

nivel medio que reservó después de "El color púrpura". Por "Sister Act

2: De vuelta al convento / Cambio de hábito 2: Más locuras en el

convento / Sister Act 2: Back in the Habit" de 1993, la artista ganó un

salario de 12 millones, convirtiéndose en la intérprete mejor pagada de

Hollywood: "Eso duró 25 minutos y luego desapareció", recordaba con

humor. "Estoy muy contenta de haber sido una de los primeras en romper

ese pequeño techo de cristal", agregaba.

 

El Premio de la Academia fue el segundo trofeo de su carrera como EGOT

(un acrónimo de Emmy, Grammy, Oscar y Tony) de la artista, luego de su

Grammy de 1985 a la mejor grabación de comedia por "Whoopi Goldberg:

Direct From Broadway" y sus dos premios Emmy en 2002 por el especial

"Beyond Tara: The Extraordinary Life of Hattie McDaniel" y en 2009 por

ser coanfitrión de "The View". En 2002 también ganó un Tony por producir

"Millie, una chica moderna / Millie / Thoroughly Modern Millie". Así,

junto al cantante John Legend, ambos se han convertido en las dos únicas

personas negras en haber conseguido el estatus de EGOT de las 16 que

también lo han hecho.

 

Pero mientras Hollywood se esfuerza por reforzar la diversidad y la

inclusión, Goldberg ha recordado a las mujeres negras que le abrieron el

camino: "Diahann Carroll, Pearl Bailey, Dorothy Dandridge, Butterfly

McQueen, Hattie McDaniel, Juanita Hall, cuyo excelente y sorprendente

trabajo se pasó por alto", y ha mencionado que desde que ganó la

estatuilla, solo 11 actores negros más han obtenido el honor, y

unicamente Viola Davis y Octavia Spencer se han unido a ella como

mujeres negras con múltiples nominaciones.

 

Desde que ganara, la artista ha presentado la ceremonia de los Oscar en

4 ocasiones y ahora se encuentra en medio de su tercer acto con la

Academia, sirviendo en la junta de gobernadores de la rama de actores.

Goldberg además, ha asumido un papel de mentora con Tiffany Haddish (la

cual había idolatrado a la intérprete desde "Sálvense quien pueda /

Jumpin 'Jack Flash" de 1986), después de que apareció en "The View" en

2017, más de 25 años después de que su amiga Elizabeth Taylor ejerciera

de mentora en su momento y la aconsejara cómo elegir sus batallas y lo

difícil que sería para ella marcarse una carrera en la industria debido

a su color de piel. Haddish ha afirmado que uno de los mejores consejos

que le ha dado Goldberg es "escuchar y pensar lo que vales, y no tener

miedo de rechazar papeles". El mes pasado, Haddish se convirtió en la

primera mujer negra en ganar el álbum de comedia Grammy desde Goldberg.

 

En cuanto a su futuro profesional, la intérprete se está concentrando en

escribir el guion de una película de superhéroes sobre una mujer negra

mayor que adquiere nuevos poderes y tiene que aprender a usarlos; pronto

volverá a interpretar su papel como la divertida monja cantante Deloris

Van Cartier en "Sister Act 3" para Disney Plus; también está produciendo

"The Emmett Till Story" y se está preparando para regresar como Guinan

en "Star Trek: Picard". Además, la cómica también lleva siendo

moderadora durante más de una década en el programa "The View", y afirma

no estar lista para ceder su asiento en la mesa de "Temas de actualidad".

 

Por ahora, disfruta filmando el programa desde su casa, donde puede ver

su Oscar, al que cariñosamente llama "Osc". No obstante, los trofeos de

Goldberg solo son cuenta kilómetros en su carrera, y su legado no se

define por la cantidad de victorias que ha acumulado durante las últimas

cuatro décadas, ni por las pérdidas.  "Que todavía estoy aquí. No me

desvanecí. Yo no desaparecí. Todavía estoy aquí y sigo aquí haciéndome",

es el logro del que la actriz afirma sentirse más orgullosa.

 

© NOTICINE.com