Noticias

...
4 de noviembre de 2016

Dar a México dos Oscars parece no ser suficiente para merecer el

reconocimiento y el apoyo de las autoridades del país, debe pensar el

cineasta Alfonso Cuarón tras ser su equipo vejado esta semana.

Trabajadores de producción de la nueva película -sin título- del doble

ganador del Oscar denunciaron este miércoles haber sufrido agresiones y

robos de parte de funcionarios de la delegación (ayuntamiento) de

Cuauhtémoc, en Ciudad de México, quienes al mando del propio Jefe de

Delegación, Ricardo Monreal, exigieron que retiraran los conos que para

el aparcamiento de vehículos y facilidades del rodaje habían colocado en

la colonia Tabacalera.

 

Monreal, personalmente, acudió al lugar el pasado día 1 de noviembre

-según dijo- "por denuncias de los vecinos", y acusó al equipo,

dependiente de la empresa Espectáculos Fílmicos El Coyúl, de cerrar o

impedir el estacionamiento "en 20 calles" de su delegación, sin contar

con permiso de su organismo. El Delegado negó validez al permiso de la

Comisión de Filmaciones de Ciudad de México, que le mostraron los cineastas.

 

La productora, en un comunicado, denunció que aparte de la discusión

verbal, "dos mujeres fueron golpeadas, cinco miembros de nuestro equipo

tuvieron que ser ingresados al hospital y teléfonos celulares, carteras

y joyería fueron robados".

 

Tras ello, se presentó la correspondiente denuncia. "Esperamos que las

autoridades delegacionales cumplan con lo prometido y ayuden a resarcir

los daños ocasionados y a recuperar los objetos robados, así como a

fincar las responsabilidades a los autores de este ataque y darles el

debido proceso. Por el momento, no nos preocupa la seguridad de nuestro

equipo. Sin embargo, es alarmante el que trabajadores sindicalizados de

la Delegación Cuauhtémoc se den a la tarea de atacar y agredir a

ciudadanos que están cumpliendo con su trabajo de manera totalmente

legal", dice el comunicado de El Coyúl.

 

El rodaje del nuevo film del director de "Gravedad / Gravity", con la

que obtuvo personalmente dos estatuillas, se está desarrollando en la

capital mexicana con notable discreción. Ni se conoce el reparto, ni se

anunció oficialmente el inicio de la filmación, ni hay detalles sobre la

trama, aparte de la descripción genérica de que trata sobre "un año en

la vida de una familia de clase media en la Ciudad de México en la

década de 1970".

 

Este proyecto "secreto" de Cuarón marca su regreso al cine mexicano tras

década y media trabajando fuera del país. Tras estos hechos, no es de

 

extrañar que se lo piense dos veces antes de volver a filmar "en su casa".