Noticias

...
27 de julio de 2020

 

El cine musical parece reverdecer laureles en Hollywood, con éxitos

recientes como "Rocketman", "Bohemian Rhapsody" o "El gran showman",

todos ellos basados en artistas reales. En España, donde el musical

teatral ha conocido un inusitado eco en el público durante los últimos

años a pesar de una escasa tradición previa, buscan referencias propias

para trabajar el género en el cine, y ahora se prepara una biopic de la

cantante y actriz Concha Robles, cuya peripecia vital y sobre todo el

fin de su vida, merecen de por sí un salto a la gran pantalla. Freddy

Novillo, que ha actuado y dirigido diferentes musicales en Madrid

realizará este proyecto, en el que participarán también Cris de la Osa y

Pedro Pomares.

 

Nacida en Almería, en 1887, María de la Concepción del Pilar Robles

Pérez fue una mujer adelantada a su época. Cantante, actriz y poeta, se

formó en Madrid, a donde se trasladó con su familia, y allí se edificó

su carrera teatral, a partir de la compañía María Guerrero, hasta

convertirse en primera actriz. A los 31 años se casó con un militar

viudo, Carlos Berdugo Boti, comandante de Caballería, padre de dos hijas

y 14 años mayor que ella. De carácter autoritario y celoso, maltrator en

la convivencia, el marido acabó rápido con las ilusiones de estabilidad

de la artista, a la que inicialmente obligó a abandonar los escenarios.

Sin embargo, tras separarse legalmente (no existía aún el divorcio),

Concha volvió a cantar y actuar.

 

Fue precisamente en su natal Almeria, en el Teatro Cervantes, donde en

1922 Robles esperaba recibir un triunfal aplauso con la obra "Santa

Isabel de Ceres", considerada atrevida para la época al tratar con

realismo el fenómeno de la prostitución. Sin embargo, aquel estreno no

llegó a culminar, porque el machista comandante se las ingenió para

colarse entre bambalinas y -armado con una pistola- asesinar a la

artista en una pausa entre actos. De nada sirvió que Concha se colocara

tras un muchacho empleado del teatro, ya que el asesino no dudó en

descargar su arma sobre ambos, antes de intentar infructuosamente

quitarse la vida.

 

Semejante final marcó el inicio de una leyenda, y a lo largo de casi un

siglo han menudeado los testimonios, comentarios y leyendas urbanas

sobre la persistencia en el teatro almeriense del espíritu de Concha

Robles, en busca de poner finalizar su última representación. Ruidos,

sombras y fugaces apariciones han hecho pensar a algunos que el fantasma

de la artista habita el recientemente restaurado edificio de principios

del siglo pasado.

 

Ahora, diferente profesionales relacionados con el género musical y con

la ciudad buscan llevar esta trágica y apasionante historia a la gran

pantalla. Además, proyectan producir además de la película un montaje

teatral, con parecido libreto y canciones. Freddy Novillo dirigirá la

cinta, que contará con partitura de David Miralles. El productor es el

también almeriense Ignacio Mañas, con la participación de Antonio Casado

y José Guijarro.

 

 

© NOTICINE.com