Noticias

...
30 de julio de 2020

 

Con "El presidente" y "La jauría", la productora chilena Fabula, de los

hermanos Pablo y Juan de Dios Larraín, responsables de películas tan

conocidas como "El club", "Neruda", "Jackie", "Gloria" o "Una mujer

fantástica", se abren paso en la televisión global. Amazon Prime compró

ambas producciones y las ha incluído en su catálogo para numerosos

mercados de todo el mundo. También están detrás de una película y una

serie para Netflix, "Nadie sabe que estoy aquí" y "Hecho en casa /

Homemade". El productor Juan de Dios Larraín habló con TTVNews sobre los

planes de expansión de su compañía, que busca conquistar nuevos mercados

en Iberoamérica y Estados Unidos.

 

"Chile tiene una población pequeña, por lo tanto, la cantidad de

contenido que puede financiar el país por la cantidad de suscriptores es

también limitada. Así que México es un lugar donde hay que estar. Es un

lugar complejo, difícil, pero también nos fascina México, somos grandes

admiradores de ese país desde hace mucho tiempo. Y México es un mercado

que está ubicado estratégicamente, con mucha gente que está creciendo y

que está lleno de oportunidades. Por otro lado, tenemos una oficina en

Los Angeles, que funciona desde hace casi tres años y está ya más

afianzada. Estamos a punto de lanzar nuestro primeros proyectos, vamos a

estar filmando probablemente dos películas a principios del próximo

año", afirma el hermano del guionista y realizador Pablo Larraín, además

de su socio en Fabula.

 

Tras iniciar su labor como productora de la mano de las primeras obras

como cineasta de Pablo Larraín, Fabula ha ido creciendo y expandiéndose

por el continente, mientras saltaba de la ficción cinematográfica a la

televisiva, sin por supuesto abandonar la primera. "Cuando partimos

haciendo televisión -afirma Juan de Dios Larraín-, estábamos bastante

más enfocados en la televisión local en Chile. Y de a poco nos fuimos

acomodando a la penetración de Netflix y de Amazon en las pantallas

locales, cuando todavía no había ningún contenido local chileno.

Nosotros fuimos los primeros en armar esos productos. Ha sido un

crecimiento muy veloz que ha ido cambiando la industria, y cambiando en

nosotros la forma en que hacemos televisión. Nosotros antes no hacíamos

televisión, luego hacíamos muy poca, y hoy día la mitad de lo que

hacemos es televisión".

 

"Venimos del cine y no había televisión a esta escala hasta hace algunos

años. Entonces, cuando hacemos 'La jauría', tenemos que aprender a

filmar en menos días, pero la manera en que hacemos el approach de un

proyecto como 'La jauría' es desde el cine. Y ojalá que se note cuando

la gente vea la serie", agrega.

 

Sus más recientes producciones para las plataformas, la citada "La

jauría" y "El presidente", tienen que ver con hechos reales concretos o

abstractos, pero pegados a la sociedad y el mundo actuales. Esta

premisa, sostiene Larraín, es una de sus prioridades: "Son proyectos que

intentan tener un impacto cultural. A nosotros nos cuesta hacer

entretención por entretención. Tenemos proyectos que hablan de la

Iglesia con un caso de trata de blancas, o sobre la pobreza en México, o

sobre cómo trataban a las mujeres en los años 80 -tenemos un proyecto

específico bastante avanzado sobre ese tema-: todos los proyectos tratan

de reunir la entretención y aspectos culturales que tengan algún

impacto, que generen alguna conversación. Si no, nos aburrimos. Por eso

siempre nos ha costado mucho hacer comedia. A mí me encanta ver comedia,

pero es muy difícil hacerla. Porque la mala comedia es terror, y el mal

terror es comedia".

 

© NOTICINE.com