Noticias

...
16 de octubre de 2020

La estrella latina Jessica Alba no tendrá tercera temporada del drama policial "L.A.'s Finest: Policías de Los Ángeles / L.A.'s Finest", una decisión tomada por el canal Spectrum de forma sorprendente. En esta producción de Jerry Bruckheimer que intenta repetir el tono de las películas de "Bad Boys" (dos policías radicalmente opuestos obligados a colaborar), la descendiente de mexicanos es protagonista junto a Gabrielle Union, y su segunda temporada se lanó el pasado septiembre.

Esta última entrega conformada por 13 episodios estaba programada para el 8 de junio pero se retrasó hasta septiembre a causa de las protesta contra el abuso policial tras la muerte de George Floyd. La serie está creada por Brandon Margolis y Brandon Sonnier de Sony Pictures. El director es Anton Cropper.

La historia sigue a Syd Burnett (Gabrielle Union), quien fue vista por última vez en Miami desarticulando un cartel de la droga. Ha dejado atrás su complicado pasado para convertirse en detective del LAPD (Departamento de Policía de Los Angeles). Junto con una nueva pareja, Nancy McKenna (Jessica Alba), una madre trabajadora con una historia igual de compleja. Syd se vio obligada a afrontar su estilo de vida con ocultar un gran secreto personal. Al enfrentarse a los criminales más peligrosos de Los Angeles, Syd y Nancy se convirtieron en una fuerza a tener en cuenta, en las calles y en la vida de cada persona con la que se topan.

Jessica Alba acaba de ganar el Premio de Herencia Hispana en la 33 edición de la red PBS, junto al cantante Bad Bunny. El galardón le fue dado por su línea de productos de consumo The Honest Company, una tienda de belleza para bebés a base de productos naturales. "Tuve la oportunidad como mujer de crear una compañía en línea y tener una relación directa con el consumidor", dijo.

Lo cierto es que Alba no siempre cae tan simpática a todo el mundo, ya que suele verse envuelta en polémicas, la última el enfrentamiento con sus compañeros de "Sensación de vivir / Beverly Hills 90210" por sus declaraciones al decir que: "En el rodaje no podía mirar a los ojos a los actores, era una obligación, como decir ‘no tienes permiso para mirarles o te echamos’". Dos de sus compañeros han respondido, Jennie Garth que era Kally Taylor, y fue quien más escenas compartió con ella, ha dicho "por los recuerdos que tengo sé que tenía mucho talento. Era muy joven, dulce y no me sorprende que haya tenido tanto éxito". Por otro lado, Ian Ziering, el personaje de Steve Sanders, ha criticado duramente las acusaciones afirmando, "es la cosa más estúpida que he oído. No dudo de ella pero dudo que eso viniera de alguien del reparto. Quizá vino de algún ayudante de dirección secundario que decidió manifestar su autoridad".

 

© NOTICINE.com