Noticias

...
31 de octubre de 2016

Toda una sorpresa resultó el triunfo de “El Vigilante”, de Diego Ros en

la sección de Largometraje Mexicano de la décimocuarta edición del

Festival Internacional de Cine de Morelia al imponerse a películas

superiores como “La región salvaje”, de Amat Escalante o primeras obras

mucho más estimulantes como “El sueño del Mara’akame“,de Federico

Cecchetti o “Las tinieblas”. Sea como fuere la opera prima de Diego Ros

fue en decisión del jurado oficial presidido por el veterano crítico

francés Michel Ciment, la mejor del certamen michoacano y así quedará

para el registro final, además de hacerse acreedora de una bolsa de

cerca de medio millón de pesos mexicanos.

 

La polémica está servida. Si no, recordemos los mayores premios de la

sección largometraje mexicano del año pasado: “Yo”, de Matías Meyer y

“El placer es mío”, de Elisa Miller, dos películas que tuvieron escasa

repercusión en posteriores festivales y que al día de hoy yacen

prácticamente en el olvido. No así “Te prometo anarquía”, de Julio

Hernández Cordón que apenas recibió una mención especial y sí el premio

de la Prensa del festival, para luego seguir cosechando premios en

innumerables festivales. Esperemos algo similar suceda con “La región

salvaje”, cuarto largometraje de Amat Escalante, que meses atrás se alzó

con el premio a la mejor dirección en el Festival de Venecia.

 

En cambio donde no asoma ninguna discusión está en la designación de las

mejores interpretaciones del festival: Leonardo Alonso, quien encarna

con mucha solvencia al vigilante del título, y la experimentada Adriana

Barraza que en “Todo lo demás” nos brinda una cátedra de cómo realizar

una magnífica actuación en una de esas típicas películas contemplativas

que nunca faltan en festivales de prestigio como este.

 

En el terreno del documental, “Bellas de noche” literalmente arrasó con

los galardones. El retrato de las divas más populares del México de

antaño a cargo de la cineasta María José Cuevas, convenció al jurado

oficial del rubro y a la crítica especializada, una de esas felices

coincidencias que cada tanto suceden. Asimismo se anunció por todo lo

alto su estreno nacional para el próximo 25 de noviembre de la mano de

la distribuidora Cinepolis.

 

Por lo demás, se trató de una ceremonia de premiación muy sobria donde

lo que más importaba era la celebración y las novedades del cine

mexicano y eso quedó claro al repartirse más de dos millones y medio de

pesos en premios.

 

Premios Sección de Largometraje Mexicano

 

Mejor Largometraje Mexicano: “El vigilante”, de Diego Ros.  Recibe

Trofeo El Ojo, Diploma y Premio Especial de los Estudios Churubusco de

servicios hasta por 900 000 pesos y 500 000 pesos en metálico, otorgados

por Stella Artois.

 

Mejor Primer o Segundo Largometraje Mexicano: “El sueño del Mara’akame“,

de Federico Cecchetti. Recibe Diploma, Trofeo El Ojo y Premio Especial

de los Estudios Churubusco de servicios hasta por 900 000 pesos y 300

000 pesos otorgados por Cinépolis.

 

Mención especial para Natalia Almada por la dirección de “Todo lo demás”.

 

Mejor Actriz de Largometraje Mexicano para Adriana Barraza por “Todo lo

demás”. Recibe Diploma y Trofeo El Ojo

 

Mejor Actor de Largometraje Mexicano para Leonardo Alonso por “El

vigilante”. Recibe Diploma y Trofeo El Ojo

 

Premio del Público para Largometraje Mexicano: “Las Tinieblas” de Daniel

Castro.

 

Premio Guerrero de la Prensa a Largometraje Mexicano: “La región

 

salvaje”, de Amat Escalante.