Noticias

...
2 de noviembre de 2016

Un año más, la Casa Blanca celebró Halloween con niños de Washington

disfrazados. decoraciones, calabazas iluminadas, disfraces, juegos,

burbujas  ¡claro! muchos dulces. Lo que ha tenido de especial este año

es que a los cientos de pequeños invitados a la residencia presidencial

los recibieron como anfitriones los Obama por última vez, ante las

inminentes elecciones presidenciales, cuenta Hola.

 

Tras un breve discurso, en el que la pareja agradeció a sus invitados de

honor por ser partícipes de esta noche de terror, de pronto empezó a

sonar el tema Thriller de Michael Jackson; uno de los preferidos para

estas fiestas. Los Obama no se resistieron al ritmo del ‘Rey del Pop’ e

invitaron a todos a bailar. El mandatario y su esposa dejaron las

formalidades a un lado y sacaron a relucir algunos de los pasos de esta

divertida coreografía.

 

Barack y Michelle movieron las caderas, alzaron las manos y estaban de

los más risueños con sus pequeños invitados, quienes lucieron vistosos

disfraces para impresionar a la pareja. Después del improvisado baile,

salieron a los jardines de su residencia para convivir con sus invitados

y darles un buen puñado de dulces. Uno a uno, los niños pasaron formados

muy sonrientes e incrédulos por conocer al mismísimo Presidente de los

Estados Unidos y a su esposa. Los niños disfrutaron de diversas

actividades como el popular ‘trick or treat’, trampolines para brincar y

actos de malabarismo.

 

A través de su cuenta de Snapchat, la Primera Dama compartió algunas

fotografías de las decoraciones del lugar, así como el ánimo festivo de

los pequeños. La Casa Blanca estaba decorada con globos verdes y

anaranjados. Según Hollywood Life, había una mini alfombra color naranja

desde la entrada hasta las puertas de la residencia. Figuras gigantes de

atemorizantes criaturas, personajes de películas de terror y otros

 

símbolos alusivos al Halloween decoraban la casa y los amplios jardines.