Noticias

...
13 de octubre de 2021

 

La familia que rueda unida, permanece unida. Así deben pensar la actriz

ganadora del Oscar, Anna Paquin, y su marido, el actor y director

Stephen Moyer, quienes filman en Gran Bretaña su segunda película, tres

años después de "Una última copa / The Parting Glass". Esta nueva

colaboración, con ella ante la cámara, junto a Ray Winstone, y él tras

ella, se llama "A Bit of Light" y se basa en la obra de teatro homonima.

 

La autora de ésta, Rebecca Callard, asumió su adaptación a la pantalla.

Se trata de un drama sobre una mujer (Paquin), que vive con su padre

(Winstone), tras recuperarse de una adicción que la obligó a ceder

temporalmente la custodia de sus hijas pequeñas a su exmarido (Youssef

Kerkour) y su nueva pareja Bethan (Pippa Bennett-Warner). La amistad que

la protagonista entabla con un misterioso adolescente (el recién llegado

Luca Hogan) la ayuda a recuperar su fe en ella misma como madre.

 

Anna Paquin y Stephen Moyer se enamoraron cuando ambos fueron pareja

romántica en la recordada teleserie de Alan Ball "True Blood", en la que

él interpretó al vampiro Bill Compton y ella a la camarera con poderes

telepáticos Sookie Stackhouse, a lo largo de siete temporadas. El

británico Moyer pudo debutar como realizador en varios capítulos del

exitoso show, y más recientemente en otros de la serie de Amazon Prime

"Flack", que protagonizó Paquin.

 

Juntos hicieron, ya para la gran pantalla, el drama familiar "The

Parting Glass" (2018) y ahora repiten en este nuevo rodaje, sobre el que

Stephen Moyer, comentó: "Desde el momento en que comencé a leer "A Bit

of Light" supe que quería que fuera mi segunda película. Es una pieza

impresionante de escritura de mi vieja amiga Rebecca Callard, a quien

conocí hace 25 años actuando uno frente al otro como actores. Hemos

reunido un elenco bastante extraordinario encabezado por Anna y Ray, que

son maravillosos juntos".

 

Con esta película, Moyer regresa a su país natal. Actualmente vive con

Paquin en Los Angeles, junto a sus dos hijos mellizos, nacidos en 2012.

Ambos contrajeron matrimonio en su residencia de Malibú en el verano de

2010, y llevan más de una década juntos. Pese a que Stephen ejerza como

realizador sigue su carrera como actor, y apareció recientemente en las

películas pendientes de estreno "Code of Silence" y "Confession",

mientras que Anna, que ganó el Oscar siendo niña por "El piano", trabajó

en "True Spirit" y "American Underdog" este mismo año.

 

© NOTICINE.com