Noticias

...
2 de noviembre de 2016

La Academia Americana de Pediatría de Estados Unidos ha calculado que

más del 90% de los niños menores de dos años tienen ya sus imágenes en

redes sociales gracias al orgullo de sus papás y familiares, y que

incluso un tercio aparecen por primera vez en esas webs en sus primeras

24 horas de vida. ¿Les estamos arruinando el futuro a nuestros hijos al

compartir fotos de ellos que siempre estarán a la vista pública?, se

preguntan en la web de Univision.

 

En los últimos años se han publicado varios artículos, estudios

académicos y piezas de opinión sobre los efectos de las redes sociales

en niños. Muchos de estos trabajos giran alrededor de la misma temática,

qué sucede cuando estas son utilizadas por niños y cuando estas son

utilizadas por sus padres.

Un padre quiso darle una lección a su hija y se hizo viral por estos selfies

 

El fenómeno conocido como ‘sharenting es más común de los que pensamos y

es básicamente lo que ocurre cuando los padres comparten cada momento de

la vida de sus hijos en redes sociales. Fotos del niño en su primer

baño, su primer cambio de pañal, la primera vez que dejó de usar pañal,

etc. son compartidas en plataformas sociales cada segundo alrededor del

mundo. ¿Qué dirían los niños al respecto si pudieran opinar?

 

Adicionalmente, todo lo que se comparte en redes sociales se convierte

en información. Ubicación geográfica, preferencias, lugares habituales

de visita, tendencias de comportamiento, mucho se puede predecir en base

a unas cuantas fotos.

 

Es posible que la seguridad de los niños también se vea amenazada

gracias a lo que sus padres, con las mejores intenciones, comparten en

redes. Al ser los padres quienes actualmente distribuyen la información

de sus hijos en redes, ¿qué consideraciones se deberían tener?

publicidad

 

Según la Academia Americana de Pediatras, en Estados Unidos, más del 90%

de niños menores de dos años ya tiene presencia en redes y cerca de un

tercio aparecen por primera vez en las redes sociales en sus primeras 24

horas de vida.

 

La pediatra Bahareh Keit y la profesora de derecho Stacey Steinberg, JD

presentaron hace unos días los resultados de un estudio que ellas

titulan “"Lo que los padres deben compartir: La privacidad del niño en

la era de las redes sociales y el rol del pediatra".

 

En sus conclusiones, estas expertas le piden a los pediatras que guíen a

los padres sobre los riesgos de compartir información de sus hijos en el

mundo digital.

 

"La cantidad de información que se comparte en el mundo digital sobre

nuestros niños es asombrosa", advirtió la doctora Keith, directora del

curso de Salud infantil y profesora asistente de pediatría de la

Facultad de Medicina de la Universidad de Florida.

 

"Los padres con frecuencia se preocupan sobre cómo proteger a los niños

cuando usan el internet. Sin embargo, los padres —incluyéndome a mí- no

siempre pensamos en cómo nuestro propio uso de las redes sociales puede

afectar el bienestar de nuestros niños", agregó la experta.

 

La doctora Keith reconoció el lado positivo de las redes sociales, como

en los casos en las que se convierten en espacio para darle voz a

familias que atraviesan por dificultades o quieren crear conciencia

sobre situaciones que viven en forma cotidiana

 

"Pero cuando compartimos en las redes sociales, debemos tener en cuenta

cómo nuestras acciones online pueden afectar el bienestar de nuestros

hijos no solo hoy sino también en el futuro", agregó.

 

Por su parte, la abogada Steinberg aseguró que “es necesario incitar a

los padres a compartir el contenido en línea de forma responsable y

reflexiva y a bordar la escasez de debate sobre el tema que deja incluso

a los padres mejor intencionados con pocos recursos para poder apreciar

a fondo este tema”.

 

En ese sentido, Steinberg recordó que lo que se comparte sobre los

niños, aún con las mejores intenciones, “puede terminar en las manos de

ladrones de identidad y pedófilos”.

 

" Y lo es muy probable que el niño quiera algún día tener privacidad y

control sobre su propia huella digital", agregó Steinberg, haciendo

hincapié en que recién ahora los primeros "niños de las redes sociales"

están entrando a la universidad y al mercado laboral.

 

Para ayudar a los padres y a los hijos, las expertas propusieron crear

unas guías de salud pública que ayuden a los padres a conocer a fondo

las políticas de privacidad de los sitios que usan para compartir

 

información de sus hijos.