Noticias

...
12 de febrero de 2021

"Noticias del gran mundo / News of the world" (2020), la nueva película de Paul Greengrass, con la cara Tom Hanks en el cartel y bajo la producción de Universal, ya puede verse en la plataforma de streaming de Netflix. Basada en la novela del mismo título de Paulette Jiles, narra la historia del capitán Jefferson, un veterano de guerra que dedica su vida a contar noticias por los pueblos y cuyo propósito es devolver a una niña robada a su familia. La película cumple con las expectativas de cualquier tipo de lectura que quiera hacerse, tanto si el espectador es fan del western, si es cinéfilo o si quien está detrás de la pantalla es un espectador que sólo busca entretenimiento.

La fotografía es el elemento más destacable de este film. Consigue tener personalidad propia y un look muy cinematográfico. Al mostrar un contexto histórico en el que no existía la luz eléctrica, era un reto para el director de fotografía crear ambientes, sobre todo aquellos en interior y de noche, que se convierten en verdaderas obras de arte, en las que desaparece el miedo a la oscuridad y a las sombras duras. En el caso de los exteriores, brilla en las horas azules, en los amaneceres y atardeceres. La foto está tan conseguida que, si se pone en pausa la película, el frame congelado muestra un cuadro perfecto no solo por el encuadre del plano, sino por la iluminación y la textura.

La iluminación es clave, tanto que el valor de las escenas viene dado por esta, por ejemplo, dependiendo de donde está el sol, una escena es más íntima que otra, o, el hecho de que ciertas acciones se den en las mismas franjas horarias. Además, la luz es esencial para narrar la trama ya que los relatos se cuentan a la luz tintineante de las velas.

El diseño de sonido está muy cuidado con detalles como ecos dependiendo del lugar en el que se encuentran los personajes o los silbidos de las balas en una típica escena de persecución en el campo de batalla. Los departamentos de arte y vestuario realizan un trabajo realmente increíble, aunque pasen desapercibidos al ser capaces de crear este universo del oeste en el que el espectador se sumerge por completo. No hay carencias.

En relación con el western, el largometraje es un verdadero regalo para aquellos apasionados del género pues no falta ningún clásico del oeste: el cliché de personajes como el loco o los bandidos, la estética, el look, el conflicto universal de lucha entre indios y vaqueros, los planos subjetivos de las montañas, el horizonte en el que el peligro siempre está presente porque el enemigo acecha, etc

De hecho, a casi cuarenta minutos de acabar la película nos da de nuevo otro regalo a modo de guiño al homenajear la famosa escena final del largometraje de "Centauros del desierto / The searchers" (1956), con un plano en el que se reencuadra a través del marco de la puerta a los protagonistas en el exterior desde la oscuridad de una casa.

Esta roadmovie del Oeste pretende abordar la xenofobia y la imposición cultural y religiosa en el contexto de la colonización, a través del personaje de la niña que sirve de símbolo. El subtexto tan cuidado une a los dos protagonistas que no hablan el mismo idioma y cuyos gestos y miradas son clave para el desarrollo de la historia.

Hasta el momento final no se descubre el tema de la película que se resuelve en forma de verbo: "avanzar". Avanzar por ese camino de tierra que estaba en plano constantemente a través del movimiento de las ruedas de los carros. La producción no escatima en detalles y en símbolos para conseguir un film completamente redondo.

La trama, por su parte, es capaz de conectar los dos mundos a través de una ironía argumental en el momento en el que se iguala al capitán y a la niña, la cual enseña "al colonizador" a seguir hacia adelante independientemente de las experiencias del pasado: "Hay que recordar para poder avanzar".

De esta forma se ofrece una moraleja a una historia que creemos haber visto antes, pero que no pierde un ápice de originalidad. Aunque la cocción de la película es lenta, tiene un ritmo muy marcado que se consigue mantener durante las dos horas que dura el film. Este se convierte en un gran ejemplo de cómo el cine puede unir en una sala, o en un salón, a gente con gustos y perfiles muy distintos, además de ser probablemente la mejor opción de entretenimiento que nos ofrece esta plataforma de streaming.

 

© NOTICINE.com