Noticias

...
30 de septiembre de 2021

 

Basada en la novela homónima de Germán Maggiori, quien participa del guion, “Entre hombres” (2021), relato policial de 4 episodios describe a un grupo de bandas de delincuentes del conurbado bonaerense en la década del noventa.

 

Potente, oscura, trash, son algunos de los adjetivos que valen para describir este relato turbio plagado de personajes malditos que se enfrentan entre sí. No hay buenos y malos, sólo una manera (ultra)violenta de resolver los conflictos. Las mujeres son las víctimas despreciadas de esos actos criminales.

 

Producida por Polka y HBO Latinoamérica la miniserie cuenta un crimen, su filmación en VHS, y las bandas de delincuentes de mucha o poco monta implicados en la situación. Cada episodio cambia el punto de vista sobre el hecho y es guiado por diferentes criminales alrededor del hecho. Droga, prostitución, robo y corrupción, definen a los personajes. Todos hombres haciendo apogeo de su masculinidad exacerbada y de su violencia identitaria, en la debacle cultural y de valores sociales del año 1996.

 

El primer episodio arranca con dos travestis y una prostituta menor de edad llevadas por su proxeneta para el disfrute de un senador, un juez federal y un importante banquero. La orgía acumula drogas, alcohol y desprecio por el género femenino, al punto de terminar con una sobredosis de una de las chicas. La tragedia no es el final sino el inicio de una serie de decisiones aberrantes que no hacen otra cosa que complicar el panorama. Los policías afectados al caso no buscan hacer justicia sino encontrar el video para “liberar” de problemas al senador implicado. Para eso comienzan una cacería de travestis a las que someten a torturas donde el gatillo fácil está a la orden del día.

 

La genialidad -y brutalidad- del relato es su descripción detallada del conurbado bonaerense en la década del noventa. Un espacio y tiempo amoldado para que una serie de personajes malévolos tengan vía libre para cometer todo tipo de atrocidades. Un deleite de violencia gratuita, discriminación, abusos, humillación y desprecio por el otro.

 

Cada actor compone y lleva al límite su personaje de manera estrafalaria. Claudio Rissi, El Puma Goity, Diego Cremonesi, Diego Velazquez, Luis Machín, Nicolás Furtado, Norman Brinski, Guillermo Arengo, entre otros dan vida a los delincuentes. Arquetipos exagerados a un nivel límite sin caer en la parodia de "Kryptonita" (relato con el cual hay varios puntos en común), pero tampoco en la densidad trágica de lo narrado, apelando a un estilo tarantinesco con pequeñas dosis de humor. El realizador Pablo Fendrik sigue el impulso de su film "La sangre brota" (2008), con un ritmo desenfrenado que genera una tensión constante que solo puede desencadenar en un estallido de sangre.

 

Así es "Entre hombres", un brutal retrato de época que, estrenado en la actualidad con los movimientos feministas reclamando por sus derechos en todo el mundo, parece recordarnos la oscura idiosincracia nacional que promueve conductas masculinas salvajes sumamente reprochables. Y no en tiempos de la conquista sino hace sólo 25 años atrás.

 

© NOTICINE.com