Noticias

...
12 de enero de 2022

 

El uruguayo Manuel Nieto Zas estrena su tercer largometraje en tierras

argentinas, "El empleado y el patrón" (2021), que recupera la temática

rural del anterior trabajo de su autor, "El lugar del hijo" (2013).

 

Este drama de coproducción argentina, uruguaya, brasileña y francesa

expone las diferencias sociales en un entorno laboral rural sin tomar

partido ni dogmatizar sobre las actitudes de sus protagonistas.

 

Rodrigo (Nahuel Pérez Biscayart) está a cargo de un extenso campo de su

padre dedicado a la producción sojera. La falta de trabajadores le lleva

a contratar a Carlos (Cristian Borges), hijo de un antiguo trabajador

del establecimiento.

 

Ambos son jóvenes y tienen una familia con hijos muy pequeños pero ahí

se acaban las coincidencias. Cuando ocurre una tragedia inesperada se

pone de manifiesto el recelo entre los dos mundos, el de los patrones y

el de los trabajadores.

 

La primera parte de la película se ocupa principalmente de presentar a

los dos protagonistas. Con ritmo pausado, sin anticipar demasiado lo que

vendrá ni cuál será el nudo de la historia, se van dibujando las dos

personalidades que, aunque coinciden en edad y situación familiar, viven

de manera muy diferente.

 

La lentitud se termina en la segunda mitad de la cinta, cuando la

tensión dramática y la acción surgen a partir de la tragedia que

funciona como catalizador de la desconfianza y el resentimiento de las

dos partes.

 

Tan significativos como los diálogos son los silencios. Y tan

importantes los enunciados en voz alta como aquellos que apenas se susurran.

 

Cuando las diferencias parecen superadas por el acuerdo que en

apariencia satisface a todos, la incomodidad permanente de las dos

mujeres (Justina Bustos y Fátima Quintanilla) hace evidente que no es

tan sencillo como parece llegar a la conciliación.

 

Manuel Nieto Zas retrata la relación de empleado y patrón sin caer en

una postura maniquea, alternando la exposición de debilidades y

fortalezas de ambos personajes.

 

"El empleado y el patrón" se estrenó en la Quincena de realizadores del

pasado Festival de Cannes y se presentó en otros festivales como San

Sebastián y Mar del Plata.

 

Filmada en la frontera rural de Brasil y Uruguay, donde se mezclan

idiomas y costumbres, maneja conceptos de culpa y manipulación de índole

universal.

 

© NOTICINE.com