Noticias

...
15 de junio de 2022

 

El líder de la organización del exilio cubano Hermanos al Rescate, José

Basulto, ha demandado a Netflix por difamación debido a la película "La

red Avispa / Wasp Network" de Oliver Assayas. Basulto, interpretado por

el argentino Leonardo Sbaraglia, ha denunciado que el film es propaganda

a favor de Cuba y el régimen al retratarlo como terrorista y

narcotraficante. Lo ha hecho casi tres años después del estreno en

Venecia de la cinta, protagonizada por Edgar Ramírez, Penélope Cruz,

Gael García Bernal, Ana de Armas y Wagner Moura, entre otros.

 

"Esta representación del señor Basulto, Hermanos al Rescate y la

comunidad del exilio cubano fue calculada deliberadamente para crear dos

villanos claros e inconfundibles para la película", dice la demanda. Ya

es la segunda demanda por difamación, la primera fue de Ana Martínez,

interpretada por la actriz Ana de Armas en el film, supuestamente

presentada en 2020 y de la que no ha habido más información en dos años.

 

En la película, Basulto, anticastrista formado por la CIA, no solo

realizaba vuelos no autorizados sobre Cuba y el mar para localizar a

balseros, sino también transportaba ocasionalmente droga para financiar

las actividades de su grupo.

 

Según la denuncia de Basulto: "La película es un intento obvio de

reescribir y blanquear la historia a favor del régimen comunista cubano

y es inexacta en cuanto a los hechos". Sigue mencionando que

supuestamente: "La película retrata a los Cinco Cubanos como valientes

héroes que simplemente defendían su patria. En realidad, los Cinco

Cubanos eran una red de espionaje que producía inteligencia procesable

que permitía al gobierno cubano cometer ejecuciones extrajudiciales".

 

Además menciona que al filmar (parcialmente) en Cuba, el país interfirió

en la narrativa y la trama debido a que no iba a permitir que se hiciera

una película con mensajes e historias "perjudiciales para la imagen del

país y el pueblo de Cuba". Y por tanto que en ningún momento se planeaba

hacer un film según "los hechos reales". El fin de esta denuncia de

Basalto es prohibir la cinta de la plataforma para que no se siga

transmitiendo o en su defecto, editar y borrar escenas que según él son

falsas. Recordemos que "La red Avispa / Wasp Network" está en Netflix

desde hace casi dos años.

 

La plataforma se pronunció a las acusaciones de Basulto según la

denuncia diciendo: "las audiencias modernas de docudramas entienden que

están viendo dramatizaciones, no recreaciones exigentes de eventos".

Mientras que el director y guionista de la película, Olivier Assayas,

dijo a NOTICINE.com en una entrevista: "Todos tenemos opiniones, yo

también tengo la mía, que es favorable a la Democracia y creo que Cuba

no es un estado democrático, es un país en el que los opositores son

maltratados, donde la información no es libre, etcétera... Pero, por

otro lado, estoy en contra de la política de Estados Unidos, del embargo

contra Cuba".

 

El cineasta francés agregó que contó con el apoyo del Instituto Cubano

de Cine (ICAIC), ya que no hubiéramos podido hacer esta película sin su

apoyo. Hubiera sido imposible replicar la Cuba de los años 90 en otro

lugar que no fuera La Habana. Pasamos por un proceso burocrático, al

final del cual obtuvimos la autorización para rodar allí. Pienso que en

el seno del poder cubano hay corrientes diversas, incluso antagonistas,

de manera que a veces nos apoyaban más y a veces menos. En cualquier

caso, el rodaje siempre fue difícil".

 

La película se basa en el libro "Los últimos soldados de la Guerra

Fría", del brasileño Fernando Morais, y en la historia real de los cinco

agentes cubanos que se infiltraron en grupos del exilio anticastrista

como Alpha 66, los Comandos F4, la Fundación Nacional Cubano Americana y

Hermanos al Rescate para -según su testimonio- evitar actos terroristas

en Cuba, algunos de los cuales aparecen en el film. Fueron detenidos en

1998 y tras ser condenados en Miami a cadena perpetua pasaron más de una

década en la cárcel hasta ser liberados entre 2011 y 2014, en algunos

casos por haber cumplido parte de la sentencia y en otros por un

intercambio con el contratista estadounidense Alan Phillip Gross, quien

estaba encarcelado en Cuba, acusado a su vez de espionaje.

 

© NOTICINE.com