Noticias

...
23 de mayo de 2016

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha puesto en

marcha un nuevo fondo dedicado especificamente a la educación infantil,

puesto que hasta ahora sólo un dos por ciento de la ayuda humanitaria

sirve para financiar la enseñanza. Al fondo han contribuido la Unión

Europea, Holanda, Noruega, Gran Bretaña, Estados Unidos y Dubai, dice ICN.

 

El nuevo fondo «La Educación no puede esperar» intenta recaudar 3850

millones de dólares para asistir a los niños afectados por crisis

originadas por los desastres naturales y los conflictos.

 

Este fondo se convierte en uno de los primeros logros de la Cumbre

Humanitaria Mundial, que se celebra en Estambul, y pretende paliar la

situación de emergencia en la que se encuentra casi 500 millones de niños.

 

De esa cifra, unos 75 millones necesitan desesperadamente educación. El

fondo intentará dar la oportunidad de asistir a la escuela a unos 13,6

millones de menores.

 

«En todo el mundo los sistemas de educación están siendo destruidos por

violentos conflictos armados, desastres naturales y emergencias

sanitarias, robando a los niños las capacidades que necesitan para que

cuando lleguen a la edad adulta puedan construir comunidades y economías

fuertes», han asegurado los principales contribuyentes al fondo.

 

En la actualidad, tan sólo un dos por ciento de la ayuda humanitaria se

dirige al financiamiento de la educación.

Al fondo han contribuido la Unión Europea, Holanda, Noruega, Gran

Bretaña, Estados Unidos y Dubai.

 

Con estos 3850 millones de dólares, que se espera recaudar en un periodo

de cinco años, se pretende superar la brecha entre las intervenciones

humanitarias durante los periodos de crisis y los planes de desarrollo a

más largo plazo.

 

«Se necesita una acción urgente debido a la escala de los niños

afectados. Estos jóvenes están perdiendo la escuela y esto se está

convirtiendo en una crisis mundial avanzada que nos perseguirá por

generaciones», dijo Gordon Brown, enviado especial de las Naciones

Unidas para la Educación Mundial.

 

Por su parte, el director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake,aseguró: «No

es que los niños necesiten educación incluso en las emergencias, es que

 

la necesitan especialmente durante las emergencias».