Noticias

...
10 de abril de 2019

En vísperas de la Pascua, la web melodijolola.com nos sugiere sustancias

y métodos para pintar los huevos junto a tus hijos con colores

naturales. Se trata de matar dos pájaros de un mismo tiro, tus niños

podrán teñir y decorar sus huevitos de Pascua, pero también se

divertirán con estos experimentos súper interesantes.

 

Aprovecha el color natural de las frutas, verduras o especias para teñir

tus huevitos. Solo tienes que picar el ingrediente, colocarlo en una

olla con agua y vinagre blanco, dejarlo hervir por 45 minutos, enfriar y

hundir los huevos en un baño de “pintura”  por varias horas dentro del

refrigerador.  Gira el recipiente de vez en cuando para un recubrimiento

uniforme.

 

Color naranja: Agrega cuatro tazas de agua, más dos tazas de piel de

cebolla amarilla y dos cucharadas de vinagre blanco.

 

Color azul: En cuatro tazas de agua agrega dos tazas de col roja picada

más dos cucharadas de vinagre blanco.

 

Color rosa: Hazlo con cuatro tazas de agua más cuatro tazas de betabel

rallado y dos cucharadas de vinagre blanco.

 

Color amarillo: Lo puedes hacer con cuatro tazas de agua, dos cucharadas

de cúrcuma molida y dos cucharadas de vinagre blanco.

 

Color verde: El mismo procedimiento, en cuatro tazas de agua agrega

cuatro cucharadas de hojas verde (espinacas, acelgas, la que quieras),

vierte dos cucharadas de vinagre blanco y listo

 

Color morado: Misma fórmula, pero con moras azules (blueberries)

 

Color rojo: Sigue la receta, pero con arándanos.

 

Color café: Utiliza café molido.

 

Mensaje oculto

 

Antes de teñir los huevos de pascua con algún colorante natural, escribe

el mensaje “oculto”  en los huevos con un marcador blanco con base en

aceite, deja secar unos minutos, tiñe los huevos y espera a que

aparezcan los mensajes. Si no encuentras lápiz de aceite puedes usar un

lápiz de cera, pero su efecto no será tan pronunciado.