Noticias

...
8 de abril de 2019

Los Premios Quirino seguirán en Tenerife... incluso si no se celebran en

esta isla española. Las autoridades turísticas y económicas del cabildo

canario han ratificado su apuesta por los galardones de la animación

iberoamericana, mientras están reforzando las facilidades para que

empresas del sector se instalen en esa isla afortunada. De acuerdo con, José Luis Farías, director del equipo

que organiza estos premios y sus coincidentes actividades de coproducción,

formación e intercambio entre profesionales y empresas de la animación,

confirmó el compromiso de Tenerife con los Quirino.

 

"El acuerdo inicial es el de permanecer en Tenerife como sede principal

sin olvidar que es un evento iberoamericano y que está dentro de la

estrategia de saltar al otro lado del océano, en futuras ediciones. Pero

también formar esa alternancia entre España, Portugal y Andorra, la

parte más europea, y el resto de Latinoamérica", detalló Farías, quien

cree que las propias autoridades isleñas ven con buenos ojos "perder la

exclusividad" y que futuras ediciones tengan lugar en otros países: "De

hecho es algo que Tenerife nos ha pedido, porque también es una opción

de dar visibilidad de lo que pasa en la isla para el exterior. Hace

cuatro años esta isla tenía apenas una empresa y media del sector de la

animación con 40 empleados, y ahora hablamos de 8 o 9, con cerca de 350

empleos. Es una apuesta de Tenerife para visibilizar lo que se está

haciendo aquí".

 

La segunda edición de los Quirino inició este viernes sus actividades de

mercado (coproducción, distribución, ventas internacionales...) y se

presentó el avance de su Libro Blanco sobre la Animación Iberoamericana.

El evento ha crecido, reconoce su responsable: "Lo ha hecho de forma

sostenible, como digo yo, porque todavía no se nos ha ido de las manos.

Pero ha pasado mucho desde que se hizo la última edición hasta esta. Ha

pasado mucho en Latinoamérica, también con la red de contacto que se ha

generado y con el sector de la animación en general, porque lo han

acogido y adoptado como punto de encuentro para Iberoamerican Animation,

y es una cosa que nos encanta a todo el equipo que lo estamos montando.

A parte, creo que hemos contagiado a través de varias iniciativas al

sector. Se ha generado también un punto de encuentro, la Liga de

Animación Iberoamericana, que es la conjunción de Ventana Sur, la parte

de animación, Pixelatel en México, y de Quirino. A través de esta Liga

hemos promocionado los eventos y hemos podido encontrar nuestro espacio

dentro de la animación iberoamericana en castellano y en portugués, que

era, a lo mejor, lo que faltaba. Nos daba la sensación de que nos

teníamos que ir a eventos en Europa o EEUU para hablar de nuestros

propios asuntos, no teníamos nuestro lugar o espacio para poder

desarrollar la animación".

 

Además de ampliar el número de participantes, los Quirino empiezan a

interesar a empresas y profesionales de otros países fuera del ámbito

latinoamericano e ibérico. "Nacieron con esa idea de visibilizar lo que

se estaba haciendo de cara a fuera para buscar más productores, pero sin

olvidar ni dejar de lado el objetivo de crear entre nosotros, entre

iberoamericanos y países de Iberoamérica, y conocernos para poder

establecer estas estrategias, alianzas y coproducciones", afirma José

Luis Farías.

 

En opinión del responsable de los Quirino, "son premios que dan ese

reconocimiento y esa opción de visibilidad al sector, pero la parte de

negocio es la que realmente estructura el sector y donde mas esfuerzo

hemos metido este año, llegando a multiplicar por cuatro el número de

puestos de reuniones. Sobre todo hemos visto que, uno de los objetivos,

que era llamar la atención al resto del mundo más allá de Iberoamérica,

ha funcionado, porque muchos productores se han interesado por venir a

los premios Quirino, ya que aquí hemos conseguido aglutinar a todo el

sector".

 

Todo ello se traduce en un crecimiento de participantes respecto de la

primera edición, en 2018. "Una cifra exacta no puedo dar ahora, porque

las acreditaciones se disparan. Pero, sobre todo, lo importante es que,

si tú generas un buen contenido, algo bueno que ofrecer, eso es

realmente lo que acaba funcionando. Y lo que hemos logrado en Quirino ha

sido ofrecer un buen contenido para el sector desde el punto de vista

industrial y creativo, y ese es nuestro objetivo y sello: la calidad, la

humanidad y la generación de redes. Viene gente de compañías muy grandes

que están siendo muy generosos en ese sentido, de poder hacer un hueco

en sus agendas, ya que ven que lo que generamos aquí está fuera de lo

habitual", sentenció Farías.