Noticias

...
3 de diciembre de 2018

p.p1 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; font: 12.0px Consolas; -webkit-text-stroke: #000000} p.p2 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; font: 12.0px Consolas; -webkit-text-stroke: #000000; min-height: 14.0px} span.s1 {font-kerning: none}

El número total de niños sin seguro médico en Estados Unidos ahora llega

a los 3,9 millones, primer aumento en casi una década, según el informe

del Centro para Niños y Familias de la Universidad de Georgetown, citado

por Associated Press.

 

En Florida, el número de menores no asegurados subió de 288,000 en 2016

a 325,000 en 2017. También hubo aumentos significativos en Dakota del

Sur, Utah, Texas y Georgia.

 

A nivel nacional, la cifra de niños no asegurados aumentó en unos

276,000 a unos 3.9 millones en 2017. Este total es comparable al récord

impuesto en 2016, cuando hubo 4.7 millones de menores sin este beneficio.

 

Los expertos dicen que el número adicional de niños carentes de seguro

vive en estados como Florida, que no expandieron el programa Medicaid.

De acuerdo con la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud

Asequible, promulgada por el expresidente Barack Obama, Florida podría

haber recibido fondos federales para ayudar a pagar cobertura médica de

casi 900,000 personas, pero la legislatura estatal controlada por

republicanos votó en contra de la expansión.

 

Aunque estadísticamente parezca desestimable -sólo se elevó 0.3 puntos

porcentuales, de 4.7% en 2016 a 5% en 2017- el dato del aumento alarma

porque contradice una tendencia histórica: siempre cuando hay

crecimiento económico la cantidad de personas sin seguro médico

permanece estable o desciende, pero jamás aumenta, afirman en Univision.

 

Además , ese 0.3% equivale a 276,000 niños que perdieron la cobertura

médica en 2017. Niños que ya no tienen acceso a salud preventiva, ni

vacunas.

 

Si se toma en cuenta que la tasa de desempleo de EEUU llegó a su punto

más bajo desde 1969 en septiembre de este año, el incremento bien podría

atribuirse a las acciones emprendidas por el gobierno en materia de

acceso a la salud.

 

“La nación va en retroceso en materia de asegurar a los niños y es

probable que esto empeore”, dijo Joan Alker, coautora del estudio y

directora ejecutiva del Centro de Niños y Familias de la Universidad de

Georgetown.

 

“Llevo escribiendo este reporte durante 8 años y lamento decir que por

primera vez trae malas noticias”, escribió en su cuenta de tuiter.