Noticias

...
13 de agosto de 2019

 

En las vacaciones de verano la familia invierte cantidades importantes

de dinero, y al llegar el momento del inicio de las clases, es más

necesario que nunca hacer economías, porque libros, ropa, equipaciones,

transporte... resulta muy costoso. En El Economista nos brindan algunos

consejos para gastar lo justo en el nuevo curso.

 

A fin de que esta fuerte carga merme lo menos posible la economía

familiar, toma en cuenta estos consejos para ahorrar en el regreso a clases:

 

1. Anticípate

Lo primero que debes saber es cuándo empiezan las clases en su ciudad. A

partir de ahí, puedes planear un presupuesto en el que incluyas tus

ingresos y todos los egresos que tendrás con motivo de un nuevo ciclo

escolar.

 

2. Reutiliza

Revisa si los útiles y uniformes de años anteriores siguen en buen

estado. De ser así, vuelve a utilizarlos. Si hay hermanos o primos

mayores, averigua si tus hijos pueden quedarse con uniformes y artículos

escolares que ya no utilicen. En internet puedes buscar artículos usados

por otras familias y en buen estado.

 

Tal vez a tus hijos no les agrade la idea de no estrenar, pero puedes

negociar con ellos que, si ahorran en útiles y uniformes, podrás

comprarles la mochila de su personaje favorito o de una marca específica.

 

3. ¡A comprar inteligentemente!

Una vez que seleccionaste las cosas que se pueden volver a utilizar, haz

una lista de todo lo nuevo que necesitas comprar y apégate a ella. Si lo

prefieres, cotiza la lista de útiles escolares previamente. En estos

días, las tiendas realizan varias ofertas de regreso a clases,

¡aprovéchalas! No esperes al último día, pues las compras de pánico

pueden hacer que gastes hasta 30% más.

 

Toma en cuenta también qué les pondrás de lunch escolar. Considera sólo

los alimentos que les darás durante la primera semana o máximo la

segunda, para evitar que caduquen.

 

Frutas, jamón, pan, salchichas, jugos, yogurts y lácteos son los

productos más buscados para la lonchera. Para encontrar todo en un solo

lugar -y de paso ahorrar tiempo y dinero de transporte o gasolina-

puedes recurrir a tiendas como Walmart o comprar en su tienda en línea,

así te llevarán el súper a casa.

 

Si debes comprar uniformes, adquiérelos en una talla más grande a la que

usan tus hijos para que les queden todo el año; opta por prendas de

algodón (es más resistente) y refuerza costuras y botones.

 

4. Di "no" si es necesario

Hoy en día la tecnología es parte de los niños y en muchas escuelas

puede ser imprescindible contar con laptop o tablet para realizar las

actividades académicas. Investiga qué funcionalidades requieren de ellas

y busca el equipo que más se ajuste a tus bolsillos, no a los de la escuela.

 

Otras de las cosas que más piden los niños a sus padres son los

teléfonos celulares. Aquí debes decir "no" a tus hijos si crees que no

deben tenerlo. Pero si decides comprarles un smartphone, tampoco es

necesario poner la última tecnología en sus manos, pues no están

preparados para cuidarla, así que no desembolses de más en este aspecto.

 

Verás que si pones en práctica estos consejos, el regreso a clases será

feliz para toda la familia.