Noticias

...
1 de septiembre de 2019

El pediatra José Messina, durante la I Jornada Gestionando Familias

expresó la importancia de la alimentación para fortalecer las defensas y

prevenir las enfermedades del preescolar, kinder o guardería. Por su

parte, su colega Rosario Andreas Palberg incidió en la necesidad de

cumplir con el calendario de vacunas y recordó que su objetivo es la

«protección del colectivo, pero también de los individuos vulnerables»,

según Diario de Ibiza. El pediatra detalló los diferentes tipos de

vacuna, destacando que han servido para erradicar enfermedades como la

viruela, y resaltó que, en caso de viaje, hay que informarse de las que

son necesarias en los países de destino.

 

En este sentido, advirtió de que mucha gente piensa que solo son

necesarias en lugares exóticos, cuando, por ejemplo, incluso se

recomienda vacunarse para proteger a los niños de las garrapatas para

viajar al sur de Alemania en determinadas épocas del año.

 

Por su parte, el pediatra José Messino repasó los principales consejos

para que los pequeños cumplan con una nutrición adecuada. «Un niño bien

alimentado será un adulto sano», sentenció, además de advertir de que

también «tendrán menos posibilidades de contraer enfermedades

respiratorias en las guarderías». «Hay un círculo difícil de romper,

porque, por falta de apoyo familiar, muchos niños van enfermos a las

guarderías y contagian a los compañeros», explicó.

 

Messino también puso énfasis en los problemas que están causando el

sedentarismo, propiciado en buena manera por el uso de las nuevas

tecnologías, así como los malos hábitos en la nutrición, que están

multiplicando los problemas por sobrepeso. «Se ha convertido en una

epidemia, sobre todo en Europa». «Antes la Organización Mundial de la

Salud (OMS) se preocupaba de los requerimientos mínimos que necesitaban

los niños para alimentarse, pero ahora se centra en los problemas de

sobrepeso», constató el pediatra.

 

En este sentido, Messino se refirió a los últimos estudios, que indican

que, de cada diez niños, cuatro presentan sobrepeso, además de que dos

de ellos son obesos. También advirtió que se está encontrando con que

las nuevas tendencias alimentarias provocan casos como que «los padres

pregunten si pueden sustituir la lecha por leche de almendras, cuando

esto es un preparado vegetal que no cumple con las necesidades de calcio

de un niño. Por ello, Messino recordó la importancia de fomentar la

lactancia materna y la introducción de legumbres, frutas y verdura en la

alimentación. «Inculcar buenos hábitos alimentarios es una carrera de

fondo, no hay que tirar la toalla», subrayó.