Noticias

...
5 de noviembre de 2019

p.p1 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; font: 12.0px Consolas; -webkit-text-stroke: #000000} p.p2 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; font: 12.0px Consolas; -webkit-text-stroke: #000000; min-height: 14.0px} span.s1 {font-kerning: none}

Parece que existe una notable diferencia entre hombres y mujeres en

relación con la vida familiar y en pareja. Si diversos estudios

sostienen que son más felices y longevos los hombres casados o

emparejados, una reciente investigación sostiene que las mujeres

solteras y sin hijos son más sanas y más felices, cuenta Woman.

 

Hace ya tres años la periodista Rebecca Traister publicaba el libro 'All

the single ladies', haciendo tambalear las listas de 'best sellers' de

Estados Unidos y señalando a las chicas solteras y satisfechas con su

estado civil como el motor de la próxima revolución social.

Precisamente, la autora había comenzado a escribir el libro en un

momento en el que, por primera vez en la historia de ese país, el

porcentaje de mujeres solteras (53%) había superado al de casadas.

 

Ahora, algunos expertos no solo constatan el crecimiento de este

fenómeno y el poder que tiene para cambiar la historia y la sociedad,

sino que van aún más lejos y proclaman que las 'singles' sin hijos son

más felices que las casadas. Así lo afirma, por ejemplo, el científico

del comportamiento Paul Dolan, docente de la Universidad de Economía de

Londres, cuyas declaraciones recoge 'The Guardian'. Este asegura que hay

evidencias de que los criterios con los que tradicionalmente se medía el

éxito han dejado de ser eficaces, particularmente los que se refieren al

matrimonio y la crianza de hijos en el caso de las mujeres.

 

Según este doctor, que justifica sus conclusiones con un "estudio

continuado sobre la misma muestra de personas, a lo largo del tiempo",

los resultados no son iguales, sin embargo, para el hombre y la mujer, y

mientras sostiene que la felicidad en las mujeres suele acompañar más a

las solteras, también recomienda a ellos casarse por las mismas razones.

 

"Si eres un hombre, seguramente deberías casarte; si eres una mujer, no

te molestes", es su inesperado consejo.

 

Según Paul Dolan, esto es así porque tener pareja calma al hombre y le

inspira tranquilidad. "Los hombres tomáis menos riesgos, ganáis más en

el trabajo y vivís un poco más si estáis casados. Las mujeres, en

cambio, viven menos tiempo si tienen pareja", sostiene.

 

"El subgrupo poblacional más sano y feliz es el de las mujeres que nunca

se han casado y no han tenido hijos", insiste este estudioso que ha

publicado el libro 'Diseña tu felicidad', el cual compara los niveles de

placer y miseria de solteros, casados, divorciados, separados y viudos,

y que indica que tener descendencia o esposo eran considerados símbolos

de éxito en el pasado, pero ahora deberían dejar de serlo.