Noticias

...
3 de diciembre de 2018

p.p1 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; font: 12.0px Consolas; -webkit-text-stroke: #000000} p.p2 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; font: 12.0px Consolas; -webkit-text-stroke: #000000; min-height: 14.0px} span.s1 {font-kerning: none}

El cineasta neoyorquino Martin Scorsese, que este fin de semana entregó

a su amigo y actor fetiche Robert De Niro el premio de honor Estrella de

Oro en el marcho del Festival de Marrakech, en Marruecos, elogió la

política de producción de la plataforma Netflix, que ha hecho posible su

última película, "The Irishman", antes rechazada por varios grandes

estudios, al considerar que "asume riesgos". El italoamericano es

considerado uno de los padrinos del certamen marroquí al que ha acudido

en tres ocasiones anteriores, siendo en el año 2013, el presidente del

jurado.

 

"Hicimos nuestras primeras películas juntos hace 45 años. Es una de las

cosas más grandes de mi vida", ha expresado De Niro al recibir el premio

por parte del director estadounidense. Ambos han realizado juntos

célebres películas como "Taxi Driver" (1976), ganadora de la Palma de

Oro del Festival de Cannes, y "Toro Salvaje / Raging Bull" (1980), con

la que Robert De Niro consiguió el Premio Óscar a Mejor Actor.

 

Su próxima película y que es el noveno largometraje que realizan en

común, "The Irishman", cuyo estreno se producirá en Netflix en 2019, se

encuentra en negociaciones para que también sea proyectada en cines. En

este último proyecto cinematográfico de Scorsese y De Niro, estará

también como protagonista el actor Al Pacino. El film que se estrenará

en el servicio de streaming a partir del próximo año, es una biopic

sobre Frank Sheeran, asesino a sueldo de la mafia al que apodaron "el

irlandés" y al que se le atribuyen más de 25 asesinatos.

 

Durante el Festival Internacional de Cine de Marrakech, Scorsese ha

aprovechado para abordar una variedad de temas al igual que hizo el

pasado mes en España cuando fue galardonado con el Premio de las Artes

en los Premios Princesa de Asturias 2018. "El cine de los últimos cien

años se ha ido. Ha cambiado. Por eso Marrakech es tan importante.

Defiende el valor del cine como una forma de arte", ha manifestado el

director de cine en relación a su preocupación sobre la experiencia del

público en las salas de cine. No obstante, si se ha mostrado optimista

con respecto al apoyo que están recibiendo los cineastas de Netflix.

 

"Personas o compañías como Netflix están tomando riesgos. ‘The Irishman’

es una película arriesgada. Nadie más quería financiarla durante cinco o

siete años. Y, por supuesto, todos estamos envejeciendo. Netflix se

arriesgó", ha dicho Martin. La plataforma audiovisual ha producido

"Roma", la última película del cineasta mexicano Alfonso Cuarón, y

directores como Paul Greengrass han optado por el camino de realizar

cine a partir de Netflix.

 

"El cine del pasado se acabó, las cosas cambian y no sé qué pasará en el

futuro. Lo que filmamos hoy podría desaparecer mañana, vivimos una

segunda revolución tecnológica", ha declarado Scorsese durante el

encuentro con el público en el Palacio de los Congresos de Marrakech en

el Festival Internacional de Marrakech. Según Variety, ha mostrado su

preocupación por el futuro del cine con estas declaraciones, lamentando 

la pérdida del ecosistema asociado con el cine, y la desaparición de la

crítica cinematográfica, que se ha reducido a tweets cortos y la

atribución de valoraciones en forma de estrellas.