Noticias

...
1 de septiembre de 2016

Una iniciativa escolar está dando sorprendentes resultados en la

reducción del ausentismo a las clases: la implantación de lavadoras y

secadoras en las escuelas. En un primer momento puede parecer algo

extraño, pero es que se había comprobado que la ausencia de ropa limpia,

por parte de algunos alumnos, provocaba que se ausentaran

voluntariamente de la escuela, cuenta El Nacional.

 

Empezaron siendo 17 escuelas la primera temporada, para después pasar a

30, hasta llegar a ser 300 los colegios que han pedido sumarse a la

práctica, en todo el país. Y es que los números hablan por sí solos: el

90% de los alumnos encuestados aseguran haber mejorado la asistencia a

clase desde que hay lavadoras en las aulas, de la misma manera que el

89% de profesores confirman que la participación de estos alumnos ha

aumentado.

 

Con esta medida, niños y niñas, como los que aparecen al vídeo, de

familias vulnerables, que no pueden encender los electrodomésticos por

falta de fondos económicos, o que directamente se ven obligados a vivir

en la calle, tienen en la escuela la oportunidad de hacer algo tan

básico, pero que no pueden hacer en casa, como lavar la ropa.

 

La medida, como se ha dicho anteriormente, ha animado a otras escuelas a

hacer lo mismo en un país, los Estados Unidos, donde cada día 4.000

alumnos abandonan la escuela. Las consecuencias de este problema, que

ahora se intenta solucionar, están claras: los niños tienen un 40% más

de posibilidades de no encontrar trabajo, de la misma manera que ocho

 

veces más opciones de entrar en prisión, que el resto de alumnos.