Noticias

...
3 de diciembre de 2018

p.p1 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; font: 12.0px Consolas; -webkit-text-stroke: #000000} p.p2 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; font: 12.0px Consolas; -webkit-text-stroke: #000000; min-height: 14.0px} span.s1 {font-kerning: none}

La vigésima edición del Festival FILMAR en América Latina, que se

celebra en Ginebra, Suiza, ha galardonado este domingo a la cinta cubana

"Un traductor" (2018) de los hermanos cineastas Rodrigo y Sebastián

Barriuso con el Premio del Público. Por otra parte, el certamen creado

en Ginebra por la Asociación Cinéma des Trois Mondes ha reconocido a la

película de ficción del director peruano Alvaro Delgado-Aparicio,

"Retablo" (2018), con el Premio del Jurado Joven.

 

"El Premio del Público es el más importante para nosotros. Trabajamos

para el público y recibir el premio de una ciudad tan hermosa como

Ginebra y de un festival tan entregado al cine de la región

latinoamericana es realmente una alegría enorme", ha manifestado el

director Rodrigo Barriuso. "Un traductor" es una coproducción

cubano-canadiense cuyo rodaje se llevó a cabo en Cuba, y cuenta con un

reparto de actores formado por Rodrigo Santoro, Maricel Álvarez, Milda

Gecaite, Nataliya Rodina, Aleksandra Maslennikova, Genadijs Dolganovs,

Yoandra Suárez, entre otros.

 

Se trata de un largometraje dramático cuya historia se inspira en la

vida del padre de los dos jóvenes directores en los años 80. La acción

se desarrolla en la universidad de La Habana donde un profesor de

literatura rusa llamado Malin es separado de su trabajo y de su familia

para hacer de traductor entre los médicos cubanos y los niños que

empiezan a llegar de la URSS. Esto se produce como consecuencia del

accidente nuclear de Chernobyl, en la entonces república soviética de

Ucrania, que ocasiona que los niños soviéticos tengan que ir hasta Cuba

para recibir tratamiento por la exposición a la radiación.

 

Este film, que se estrenó el pasado enero en el Festival de Sundance, ha

recibido una retribución de cuatro mil francos suizos por conseguir el

Premio del Público, y los espectadores podrán verlo o volver a ver el

domingo 9 de diciembre a las siete de la tarde en los Cines del Grütli

en Ginebra.

 

Por otra parte, Delgado-Aparicio al recibir el Premio del Jurado Joven

por su ópera prima, ha declarado "Me siento muy feliz y orgulloso de

recibir ese premio en nombre de todo el equipo que lo dio todo para

hacer esa película. A través de 'Retablo', creemos en el amor, la

tolerancia y la diversidad". Se trata de una cinta que no para de sumar

éxitos tras conseguir un Teddy Award en el Festival Internacional de

Cine de Berlín y el Premio del Ministerio de Cultura a la Mejor película

peruana en el Festival de Cine de Lima.

 

"Retablo" es un largometraje peruano coproducido con Alemania y Noruega,

cuyo rodaje se ha llevado a cabo en la comunidad quechua. El film está

escrito e interpretado por los actores enteramente en quechua

ayacuchano. El protagonista de la historia es Junior Bejar, quien

interpreta a Segundo Páucar, un adolescente que anhela convertirse en un

retablista como su padre, Noé Páucar. Pero, tras conocer un secreto de

su progenitor tiene que enfrentarse a él solo, hasta que el escándalo

estalla dentro de una comunidad con rasgos homófobos.

 

"Esta historia, que aparentemente pertenece a una comunidad singular,

tiene un significado universal, marcando las dramáticas consecuencias

causadas por los valores patriarcales y especialmente la imposición de

la hetero-normatividad en nuestras sociedades. Esta película materializa

poéticamente el poder del amor que brota de la relación entre un padre y

su hijo", ha expresado como argumento el jurado del Festival FILMAR al

premiar la cinta peruana de Alvaro Delgado-Aparicio.

 

"Retablo" al igual que "Un traductor" ha recibido una retribución de

4000 francos suizos (4000 dólares) por conseguir el galardón. Además,

los espectadores podrá volver a ver o descubrir la película, el domingo

9 de diciembre a las cinco de la tarde en los Cines del Grütli en Ginebra.