Noticias

...
11 de septiembre de 2019

El monólogo del colombiano John Leguízamo "Latin History for Morons"

(Historia de los latinos para idiotas) acaba de estrenarse en el Center

Theatre Group de Los Angeles, donde permanecerá en cartel hasta el 20 de

octubre, coincidiendo con el Mes de la Herencia Hispana. La obra, cuya

versión en video está disponible también por Netflix, repasa la

participación de los hispanos en la historia de Estados Unidos, algo que

no se encuentra en los libros de texto.

 

La obra, que estrenó originalmente en 2016 y ha pasado por distintos

teatros, incluído Broadway, nació de la curiosidad del hijo del cachaco,

quien sufrió bullying en la escuela. Al tener que reflejar la

participación hispana en la historia del país, el niño recurrió a su

padre, quien en primera instancia no fue tampoco capaz de citar un héroe

latino, hasta que empezó a documentarse...

 

Melinna Bobadilla, a quien se puede ver interpretando a Santos Chaj en

la nueva temporada de "Orange is the New Black", fue una de las

invitadas a la première de la obra, y comentó a Hollywood Reporter su

emoción por ver a un personaje latino en escena. "Es grave esa falta de

presencia. Las personas latinas son el 23 por ciento de la audiencia del

cine, lo que significa que compramos el 23 por ciento de las entradas.

Por el contrario, nuestro porcentaje de representación en pantalla es

lamentable. Cuando piensas en los protagonistas de las películas, es aún

más triste. Creo que necesitamos abrir esta discusión. Tal vez se vuelva

incómodo, tal vez se vuelva honesto, tal vez se vuelva real".

 

En la obra, que primero se representó en el Public Theater (Off

Broadway), los californianos Berkeley Repertory Theater y La Jolla

Playhouse, y en 2017 llegó al Studio 54 de Broadway, John Leguizamo

narra satíricamente las historias menos conocidas de los latinos en la

historia de Estados Unidos, desde los mayas al rapero Pitbull, mientras

describe la incesante intimidación que experimentó su hijo en la escuela

precisamente por ser latino.

 

"Ahorita todos los latinos nos estamos sintiendo un poquito heridos por

la omisión de nuestros éxitos, de nuestros logros, y estamos llegando a

un punto de que ya basta de esa omisión pasiva-agresiva", comentó el

comediante y escritor cachaco a The Associated Press cuando estrenó en

Broadway.

 

Alentado por el trabajo escolar de su hijo, Leguízamo se zambulló en los

libros. "Me puse a estudiar hace años el tema. Me leí una cantidad de

libros que me encantan y que quiero recomendar, como 'Las venas abiertas

de America Latina' de Eduardo Galeano, 'El laberinto de la soledad' de

Octavio Paz, 'La otra historia de Estados Unidos' de Howard Zinn, y

'1491' de Charles Mann", aseguró.

 

"Es interesante -añadió- señalar que el teatro en general es el medio

más progresista de todos porque te permite ser tú mismo. Nadie me dice

qué puedo o no puedo decir en mi obra ni cómo decirlo, pero si fuera a

hacerla en cine o televisión habría todo un comité. Broadway es el lugar

que permite la mayor autenticidad y diversidad", y recordó el caso de la

multipremiada y exitosa obra musical del descendiente de boricuas

Lin-Manuel Miranda, "Hamilton", que en su opinión "nunca se hubiera

hecho en televisión o cine. Hubieran dicho, 'Sí, pero en la Guerra de

Independencia no hubo negros ni latinos'".

 

Leguízamo señaló la relevancia de alzar la voz cuando la xenofobia

promovida por el presidente Donald Trump desdibuja la presencia social

de los hispanos: "Es un momento terrible de muchas maneras, pero espero

que esto realmente empodere a los latinos y genere una fuerza política,

porque siento que ... todo el mundo ha llegado al límite. Mi esperanza

es que los latinos hurguen y se obsesionen con la historia en mi obra y

que quizás Estados Unidos cambie los libros para incluir nuestras

enormes contribuciones".