Noticias

...
3 de diciembre de 2018

p.p1 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; font: 12.0px Consolas; -webkit-text-stroke: #000000} p.p2 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; font: 12.0px Consolas; -webkit-text-stroke: #000000; min-height: 14.0px} span.s1 {font-kerning: none}

El cineasta mexicano Guillermo del Toro no ve problema en la competencia

de Disney por su proyecto sobre el clásico de Collodi "Pinocchio".

Mientras que el estudio de Mickey prepara una versión en carne y hueso,

el tapatío va a hacer realidad su viejo sueño de realizar una animada en

stop-motion, que aseguró no será "para toda la familia", sino para

adultos, dado su trasfondo político, al desarrollarse temporalmente en

la Italia de los años 30, durante el régimen de Mussolini: "Un títere

durante el ascenso del fascismo, sí, lo es", definió.

 

"Memo" anticipó durante el Festival de Marrakech, donde dictó una clase

magistral, que su Pinocho o Pinocchio es "una criatura que se crea a

través de medios antinaturales de un padre que luego se distancia de él

y tiene que aprender sobre el fracaso, el dolor y la soledad", y en ese

sentido lo comparó con el monstruo de Frankenstein.

 

Para el ganador del Oscar este año con "La forma del agua / The Shape of

Water", el cine fantástico puede tener una lectura política: "No hay

fábula sin política. Rara vez se puede participar en discusiones

productivas en la vida real en este momento, tan tenso. Es mucho más

fácil para tí escucharme si te digo: 'Érase una vez...'".

 

Respecto del paralelismo entre la Europa que vivió el ascenso del

autoritarismo fascista y la realidad actual en Estados Unidos, país

donde reside, Del Toro opinó que la política xenófoba y de división

social actual es "el truco político más antiguo del libro", ya que "el

odio es una herramienta increíblemente útil para dominar. Y si conoces

un poco de historia, ves que se usa efectivamente cada siglo. La

práctica de culpar de problemas estructurales a un grupo marginado, fue

un tema en 'La forma del agua', y lo volveré a tratar en 'Pinocchio'".

 

Sobre la posibilidad de dirigir, dado su amor por el comic, una película

de superhéroes, Guillermo del Toro, comentó que prefiere a los villanos

o los personajes más oscuros de ese medio. "No me interesan los

superhéroes que no son monstruos. No me interesa nadie que se vea bien",

aseguró.

 

El pasado octubre, la plataforma Netflix, con quien el tapatío lleva

colaborando varios años, anunció que produciría uno de los viejos

proyectos en los que el ganador del Oscar lleva trabajando años, una

versión "stop motion" del clásico "Pinocchio".

 

Inicialmente, su idea fue de codirigir junto a Mark Gustafson, el

director de animación de "Fantástico Sr. Fox / El fantástico Sr. Zorro",

pero eso fue hace ya bastantes años y a pesar del prestigio que ya tenía

el tapatío, no encontró el apoyo financiero que precisaba el proyecto y

éste quedó aparcado hasta el punto de que "Memo" llegó a pensar que

jamás se haría realidad.

 

Del Toro empezó a trabajar con Netflix en la serie de televisión

ganadora del premio Emmy, "Trollhunters: Cuentos de Arcadia /

Trollhunters: Relatos de Arcadia / Trollhunters: Tales of Arcadia" y

ahora tiene prevista otra serie antológica de terror con la misma

plataforma de streaming.

 

Según el productor, guionista y realizador, lleva toda su vida como

director anhelando realizar una película sobre Pinocho: "Ninguna forma

de arte ha influido en mi vida y en mi trabajo más que en la animación y

ningún personaje en la historia ha tenido una conexión personal tan

profunda como 'Pinocchio'". Además, su proyecto va a convertirse en la

tercera película animada de stop-motion para Netflix.

 

A ellos ha querido agradecerles la oportunidad que le han ofrecido de

dirigir y escribir, "Pinocchio": "Después de la increíble experiencia

que hemos tenido con Trollhunters, estoy agradecido de que el talentoso

equipo de Netflix me esté brindando la oportunidad de mi vida de

presentar al público en todas partes mi versión de este extraño títere

convertido en un verdadero niño".

 

El personaje de Collodi, que Disney popularizó como dibujo animado el

siglo pasado, sigue manteniendo su vigencia. El director italiano Matteo

Garrone se adelantará posiblemente a Del Toro y a Disney, con su propia

versión de "Pinocchio", que empezará a filmarse en enero con Roberto

Benigni como Geppetto, el creador del muñeco que posteriormente tomará

vida. Ello significa que hay hasta tres adaptaciones en marcha del

popular personaje, dos en imagen real (la de Disney con posiblemente Tom

Hanks como Geppetto), y la animada del cineasta tapatío.