Noticias

...
22 de mayo de 2016

Una organización de derechos civiles presentó esta semana una demanda

contra el distrito escolar del condado de Collier, en Oeste de Florida,

por rechazar el pedido de inscripción en una escuela secundaria a tres

niños inmigrantes alegando que no conocían el inglés. El portal

Univisión, reseña MiamiDiario, detalla que la Immokalee High School negó

la matriculación y que las autoridades refirieron a sus familias a una

escuela técnica, para que los niños aprendieran el idioma.

 

Por ley federal, es obligatorio asignar recursos para estudiantes que no

hablan el inglés.

 

Los menores afectados son dos guatematelcos y un haitiano, de 17 años de

edad. La organización de derechos civiles Southern Poverty Law Center

(SPLC), fue la encargada de presentar este jueves la demanda en el

Tribunal Federal de Distrito del Distrito Medio de Florida, en Ft. Myers.

 

La ONG afirma que el distrito escolar tiene como política no matricular

en la secundaria a jóvenes de 16 años de edad o más con pocas

posibilidades de graduarse dentro de dos años, y en su lugar enviarlos a

una escuela para adultos o a programas para obtener el certificado de

equivalencia de educación secundaria, o GED.

 

El distrito "elude su responsabilidad de educar a estos estudiantes",

dijo Tania Galloni, abogada del SPLC, en un comunicado reproducido por

Univisión: "Seamos claros: Una clase de inglés para adultos no sustituye

una educación de secundaria. El condado de Collier tiene una

responsabilidad bajo la ley estatal y federal de proveerles educación

secundaria a estos niños", agregó Galloni.

 

Greg Turchetta, director de Comunicaciones y Relaciones con la Comunidad

del distrito escolar, dijo en una declaración enviada a Univision que no

han recibido la demanda y "tampoco comentamos sobre litigios pendientes".

 

El distrito escolar de Collier tiene 45 mil estudiantes, la mayoría de

ellos son hispanos (48%), y poco más de una tercera parte son blancos.

 

Los niños indocumentados que han llegado a Estados Unidos solos

enfrentan "numerosos obstáculos" a la hora de inscribirse en la escuela

 

pública, a pesar de que tienen el derecho y el deber de estudiar.