Noticias

...
4 de septiembre de 2016

Informa Belelu de que una reciente investigación concluyó el efecto

positivo de la ingesta de fruta abundante durante el embarazo para el

desarrollo cognitivo del futuro bebé.

 

El estudio fue publicado a inicios de este año en la revista

EBioMedicine, se encuentra en una etapa preliminar y fue realizado por

un grupo de investigadores de la Universidad de Alberta. Para el

estudio, realizaron un seguimiento de 668 casos de niños que son parte

del Canadian Healthy Infant Longitudinal Development study.

 

La investigación concluyó que cada porción de frutas que las madres

consumían por día, correspondía a un incremento en la actividad

cognitiva de los infantes, un año después de su nacimiento.

 

Según explicó al periódico The Wall Street Journal, el médico pediatra y

profesor asociado del departamento de pediatría de la Universidad de

Alberta, Dr. Piush Mandhane, el estudio es solamente una sugerencia para

las madres que esperan a sus hijos, y que no quieren que esto se

convierta en una situación en que las mujeres embarazadas comiencen a

consumir frutas en exceso.

 

“Nosotros no queremos que las mujeres embarazadas salgan y coman

porciones enormes de frutas (...) es solo un estudio, y aún no hemos

observado los efectos que tiene en la salud el incremento del consumo de

frutas”.

 

Un ejemplo de esto es lo que sucede con el conocido efecto mozart, que

se supone estimula el cerebro de los bebés en camino, pero además hoy

salió un estudio que afirma que si se come una cantidad determinada de

frutas durante el embarazo se aumentaría el desarrollo cognitivo del niño.

 

El estudio fue publicado a inicios de este año en la revista

EBioMedicine, se encuentra en una etapa preliminar y fue realizado por

un grupo de investigadores de la Universidad de Alberta. Para el

estudio, realizaron un seguimiento de 668 casos de niños que son parte

del Canadian Healthy Infant Longitudinal Development study.

 

La investigación concluyó que cada porción de frutas que las madres

consumían por día, correspondía a un incremento en la actividad

cognitiva de los infantes, un año después de su nacimiento.

 

Según explicó al periódico The Wall Street Journal, el médico pediatra y

profesor asociado del departamento de pediatría de la Universidad de

Alberta, Dr. Piush Mandhane, el estudio es solamente una sugerencia para

las madres que esperan a sus hijos, y que no quieren que esto se

convierta en una situación en que las mujeres embarazadas comiencen a

consumir frutas en exceso.

 

“Nosotros no queremos que las mujeres embarazadas salgan y coman

porciones enormes de frutas (...) es solo un estudio, y aún no hemos

observado los efectos que tiene en la salud el incremento del consumo de

 

frutas”.