Noticias

...
1 de septiembre de 2016

Una pareja de niños de los Angeles, que decidieron poner en venta un

gran oso de peluche en la calle, se encontraron con una gran sorpresa

mientras ofrecían su mercancia a los autos que cruzaban su calle:

Angelina Jolie resultó su cliente definitiva, cuenta Wapa.

 

Jolie nos vuelve a sorprender con sus increíbles gestos que demuestran

su gran corazón y sencillez. Como ya sabemos, ella siempre ha demostrado

su preocupación por los niños y los animales. Resulta que el pasado fin

de semana, dos hermanos, Allen y Brandon trataban de vender su oso de

2.5 metros en un improvisado mercado callejero en Los Ángeles, Estados

Unidos, sin imaginar quién sería la persona que se llevaría el oso a casa.

 

Los niños habían puesto de precio para el peluche 50 dólares, pero no

contaron que  el auto de Angelina y su hija Shiloh se detuviera y

compraran el oso dándoles 50 dólares a cada uno y encima, lograron

conocer a la actriz que le da vida a Maléfica.

 

Angelina se quedó unos minutos conversando con los pequeños hermanos,

quienes no dudaron en disimular su emoción por la doble hazaña,

conseguir más dinero y compartir un agradable momento con Jolie que

metió entre “empujones” al gigantesco oso a la maletera de su auto.

 

El padre de los niños grabó el increíble momento donde primero se

observa a sus hijos desesperados porque ningún auto se detenía a comprar

y luego su felicidad al lograr vender el enorme peluche y encima

 

llevarse un increíble recuerdo.