News

...
September 1, 2016 1

Del posible riesgo para la salud de los niños a su supuesta inutilidad

han evolucionado los padres opuestos a las vacunas en Estados Unidos,

informa Univision. La creencia de que las vacunas causan autismo – que

ha sido desacreditada por los Centros para el Control y Prevención de

Enfermedades – ya no es la razón principal de los padres se niegan

vacunas para sus hijos , según un nuevo estudio publicado este martes

por la Academia Americana de Pediatría ( AAP ).  En lugar de ello, un

número creciente de los padres cree que las vacunas son "innecesarias".

 

En un estudo encabezado por la AAP, se encuestó a más de 600 pediatras

en 2006 y nuevamente en 2013, pidiéndoles información para estimar el

porcentaje de padres que deseaban rechazar o retrasar vacunas; así com

la justificación de los padres para hacerlo.  En dicho estudio del año

2013, los pediatras respondieron que el 73 por ciento de los padres que

se niegan o retrasan las vacunas para sus hijos, lo hacen porque creen

que las vacunas son innecesarias, mientras que la cifra fue de 64 por

ciento en el 2006.

 

Las vacunas han impedido un estimado de 322 millones de enfermedades, 21

millones de hospitalizaciones y 732.000 muertes de estadounidenses

nacidos entre 1994 y 2013 , según los Centros estadounidenses para el

Control y la Prevención de Enfermedades .

 

Las enfermedades transmisibles que anteriormente afectaban a la

población son ahora en gran parte un recuerdo lejano debido al

desarrollo de vacunas. La razón por la cual los padres se niegan a

vacunar a sus hijos, es crítica y los médicos deben  adaptar

asesoramiento en consecuencia , dijeron los investigadores . El estudio

no mencionó cuáles son las vacunas que suelen retrasarse, lo que será

importante explorar para los proveedores de atención de salud para explorar.

 

Un estudio publicado este mes en la revista Cancer Epidemiology ,

Biomarkers and Prevention informó que muchos padres preferian rechazar

la vacuna Gardasil contra el VPH – aprobada por la Administración de

Alimentos y Fármacos de Estados Unidos en 2006 – porque pensaban que la

vacuna era innecesaria para sus hijos sexualmente inactivos . No está

claro si los padres que se niegan a la vacuna contra el VPH, piensan los

mimo sobre las vacunas que protegen contra el sarampión, la tos ferina y

el tétano.

 

Otras razones por las que se retrasan o rechazan las vacunas son:

 

•Preocupación de los padres por la incomodidad que éstas causan al niño.

 

•Carga para el sistema inmunológico del niño.

 

•El temor del autismo

 

Para ayudar a informar a los padres sobre la importancia de la

vacunación, la doctora McDavid les propone ir a visitar un cementerio.

 

“Quiero que vayan a un cementerio viejo, caminen y vean las lápidas de

los bebés que murieron de 1, 2, 3 años de edad” dijo McDavid. Pero

gracias a las vacunas, “la gente ya no ve esto , así que no saben a que

deben de temer” aseguró.

 

El estudio que fué publicado por la AAP, pidió a las autoridades de

salud pública este martes, eliminar universalmente todas las excepciones

de vacunas, a menos que sean médicamente necesarias.

 

Si bien se requiere a los estudiantes de escuelas públicas en los EE.UU.

recibir varias vacunas antes de asistir a clases, en la mayoría de los

estados, esta obligación se revoca mediante formularios de excepción de

vacunas “no médicos” a causa de la religión o las creencias de los padres.

 

El Dr. en pediatría Geoffrey Simon, autor principal del estudio de la

AAP, explicó la decisión argumentando que es necesario proteger a las

personas a través de la inmunidad de grupo, si la mayoría de la gente

 

está protegida, esto ayuda evitar o proteger de un brote.