News

...
March 1, 2019

La actriz mexicana Itatí Cantoral es la protagonista de "Silvia Pinal

frente a ti", la nueva serie de 21 capítulos producida por Carla Estrada

y basada en el libro "Esta soy yo: Silvia Pinal", cuya autoría

corresponde a la mítica estrella de Buñuel devenida productora de éxito.

Desde esta semana el canal mexicano de Televisa Las Estrellas, emite

esta bioserie, sobre una figura que -opinó Cantoral- "tiene un pasado

mejor que cualquier guion".

 

La ficción abarca desde los 14 años de Pinal hasta la fecha en la que

protagonizó tres significativas obras, correspondientes al director

aragonés Luis Buñuel y filmadas en México: "Viridiana", "El ángel

exterminador" y "Simón del desierto". Su protagonista habló con Proceso

de la experiencia que fue interpretar a esta gran mujer, de la que

confesó ser "su fan número 1".

 

Silvia Pinal Hidal es una actriz de cine, teatro y televisión, que

también desempeñó otras labores como empresaria y productora. Iniciando

su carrera en los escenarios, no fue hasta los años 50 cuando alcanzó su

popularidad, realizando numerosos papeles secundarios en el contexto de

la llamada Época de Oro del cine mexicano. Sin embargo, no llegaría a

ser reconocida internacionalmente hasta los años 60, cuando participó

como protagonista en tres de los proyectos del alabado director Luis

Buñuel. Arrastrando una larga trayectoria profesional, en la que aparte

de intérprete fue también productora, directora de la Asociación de

Actores y diputada de priista, será vista nuevamente en la segunda

temporada de "La casa de las flores", una serie original de Netflix que

va sumando escalones ante el aclamo del público.

 

"Posee una vida de película. Atravesó obstáculos para ser madre y cabeza

de familia. Fue la generadora de la economía de toda su familia y logró

llegar a ser lo que es ahora. Le ha tocado enfrentar situaciones muy

fuertes, duras", detalló Itatí Cantoral, protagonista de la serie como

intérprete de Pinal.

 

Dirigida por directores mexicanos como Miguel Contreras Torres, Julián

Soler, Miguel Zacarías, Emilio Indio Fernández y Tulio Demicheli, la

protagonista afirmó que resultó muy emocionante plasmar la vida de Pinal

pese a ser algo complicado: "Para mí era un reto como actriz porque es

una mujer que admiro mucho. He seguido toda su trayectoria y es una

figura mundial. Me interesaba mucho su vida como ser humano y, aunque la

conozco, no es lo mismo interpretarla. Fue un regalo de Dios que Carla

Estrada y Silvia Pinal me hayan dado la oportunidad de interpretar un

personaje con tantos matices".

 

Y es que a la hora de preparar su papel, Cantoral afirma haber ahondado

en un proceso de preparación muy profundo, en el que a parte de estudiar

toda su filmografía, tuvo que estar todo un año en proceso de

preproducción, algo que no estaba planeado y que llevó a que el proyecto

se pospusiera. "Cuando las cosas no salen en un momento es porque van a

ser mejor, y así fue. Tuvimos un año de preproducción y nos dio tiempo

de estudiar todos los detalles que requería la serie. Carla Estrada es

una mujer muy meticulosa con sus trabajos, siempre está totalmente

documentada", dijo.

 

Y no le falta razón. En la serie, aparecen todo tipo de momentos de la

vida de Pinal que reflejan esos cuidadosos detalles de los que habla su

protagonista. Uno de ellos, por ejemplo, fue el retrato que Diego Rivera

le hizo bajo encargo y que actualmente se encuentra expuesto en el Museo

Cas Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo.

 

Sobre este momento en el que posó para Rivera, Cantoral explicó: "Vi el

retrato en San Angel. Silvia Pinal se cansó de estar tantos días parada.

Nunca había posado para un pintor, pero jamás pensó que se quedaría

tanto tiempo quieta en la forma que ella había dicho, y se arrepintió

muchísimo porque le dolió todo el cuerpo. Usé el mismo vestido, es una

joya".

 

Además, afirmó que lo más complicado de interpretar a Silvia Pinal fue

entenderla, saber que era una mujer diferente, adelantada a su época,

innovadora y que siempre apoyó a la mujer, algo totalmente indudable,

pues durante una larga temporada condujo el programa televisivo "Mujer,

casos de la vida real". De ahí que Itatí diga: "Creo que todas las

mujeres de este país tienen a una Silvia Pinal dentro, y al ver la

bioserie, se van a identificar por su trabajo y su pasión a la vida y el

trabajo".

 

Pero, sobre todo, contó que lo más difícil fue "interpretar la vida

personal de la artista sonorense, porque pasó por muchas tragedias". Sin

embargo, eso no quita que, para ella, fuera una experiencia "de mucho

aprendizaje" de la que consiguió extraer su misma filosofía:

"Organizarse, ayudar a las personas y, sobre todo, vivir alegre y

contenta, siempre con una sonrisa".  Y es que, tal y como Cantoral

reconoció, fue la misma Silvia Pinal la que le ofreció consejos para todo.

 

"Fue muy respetuosa con mi trabajo, pero sí me decía cómo veía al mundo.

Me preocupaba mover las manos, ella las mueve mucho, pero al mismo

tiempo me preocupaba por entender cómo era ella, y me enamoré

profundamente de la señora Silvia Pinal. Soy su fan número uno. Ella fue

la primera mujer en producir en México la primera obra musical, `Ring,

ring, llama el amor´, hacia finales de los 50. Luego se volvió de las

productoras más importantes de la televisión. Vio evolucionar los

cambios de la comunicación y, hasta la fecha, sigue trabajando. Ama lo

que hace. Vive al cien por cien su vida, y con su programa `Mujer, casos

de la vida real´, que realizó durante 21 años, apoyó a miles de mujeres

con muchísimas fundaciones".

 

A modo de conclusión, explicó además que Silvia es una mujer

orgullosamente mexicana, una sonorense. "Las norteñas son personas

echadas para adelante y siempre tienen una sonrisa, son positivas, y así

eran también la madre y abuela de Silvia. Es muy admirable".

 

Por ello, finalizó diciendo a Proceso que, en la serie, en la que se

verán también algunas escenas de archivo de los años cincuenta, "de

alguna manera se refleja la historia de México".