News

...
January 9, 2020

 

Más de dos años y medio después del fallecimiento de un niño de dos

años, Jozef Dudek, por el desplome de un mueble de Ikea al que se había

encaramado, la multinacional sueca ha aceptado indemnizar a su familia

con 46 millones de dólares, la mayor compensación individual por este

tipo de accidentes protagonizados por niños, informó BBC, citada por ABC.

 

La cómoda con cajones Malm, que había protagonizada previamente otras

desgracias similares, por su peso de alrededor de 30 kilos y su diseño

poco estable, había sido retirada del mercado un mes antes del suceso,

puesto que otros tres niños habían muerto previamente por el mismo motivo.

 

«Si bien ningún acuerdo puede cambiar los trágicos acontecimientos que

nos trajeron aquí, por el bien de la familia y de todos los

involucrados, estamos agradecidos de que este litigio haya llegado a una

resolución», dijo una portavoz de Ikea. «Seguimos comprometidos a

trabajar para abordar este importante problema de seguridad en el

hogar», agregó.

 

En un comunicado, los padres del niño, Joleen y Craig Dudek, dijeron que

estaban «devastados» por la pérdida de su hijo.«Nunca pensamos que un

niño de dos años podría hacer que una cómoda de solo 76 centímetros de

altura volcara y lo asfixiara», dijeron. «No fue hasta más tarde cuando

supimos que era inestable por su diseño».

 

«Estamos contando nuestra historia porque no queremos que esto le pase a

otra familia», agregó la pareja, que además instó a cualquiera que

todavía tenga una de las cómodas de Ikea retiradas a devolverla. Además,

la familia donará uno de los millones obtenidos por el acuerdo a

organizaciones que trabajan para proteger a menores de productos peligrosos.

 

En 2016, Ikea retiró millones de cómodas Malm en Estados Unidos por

cuestiones de seguridad. Fue la mayor retirada de productos que la

compañía había hecho en su historia.

 

Antes de este pequeño había habido otras tres víctimas: Camden Ellis, de

dos años; Curren Collas, también de dos años; y Ted McGee, de 23 meses,

que fueron aplastados por la citada cómoda.

 

En diciembre de ese mismo año, la compañía acordó pagar 50 millones de

dólares en un acuerdo común para las tres familias.

 

Photo: © Ikea